domingo, 18 de junio de 2017

70. UN, DOS, TRES



Para que puedan admirar cómodamente esta genuina obra de arte de la fealdad riojana les aconsejamos que se traigan una silla propia y que no se sienten en la obra de arte en sí, no vayan a estropear la contemplación a los demás.


En caso de venir en pareja disfrutarán de esta otra variante colocada unos pasos más adelante que es como una evocación de la propia pareja bajo el árbol, o sea, del amor.


Más compleja de entender es la variante trío de asientos con jardinera en acero cortén, pero si ustedes perseveran en la contemplación, con sillas propias o no, estamos seguros de que lo lograrán