domingo, 7 de julio de 2013

121. TRAVESIA DE MADRID. LOGROÑO



Cuando se fueron los logroñeses de pro a vivir a la carretera de Soria para estar en contacto con la naturaleza vieron que había demasiada naturaleza y que eso daba mucha alergia a los niños por lo que probaron a hacer algunas calles como las de la capital aunque con muchas más vallas y tapias altas marca de la zona. El original resultado que puede verse en la foto de esta sala del Museo FLR pertenece a una calle llamada Travesía de Madrid donde no solo se puede tomar el sol sin la molestia de ningún árbol sino que también ofrece una papelera color naturaleza para el depósito de los excrementos de su perro. A pesar de que el color verde de la papelera pudiera inducir a confusión, no hay que preocuparse porque está hecha  industrialmente y no da alergia.