domingo, 18 de junio de 2017

144. NEOARBOLES



Como a los niños ya no les cuentan cuentos de miedo para que sean buenos y se vayan a la cama antes de que caiga la noche, los jartistas de los parques urbanos han ideado un nuevo sistema para asustarles, y como las cosas que les ponen en las rotondas les pillan (a los niños) bastante a desmano, pues la han tomado con los árboles de los parques donde van los niños con sus mamás. Estos dos árboles mágicos, o del bien y del mal, están en un parque de Valdegastea y más que miedo dan risa, cosa que tampoco importa mucho a los efectos de nuestra catalogación jartística en FLR.