jueves, 8 de agosto de 2013

150. HARO. Viviendas almenadas



Ya nos íbamos a ir de Haro por no sufrir más con las tragedias del vino, pero como con tanto vino no podemos conducir nos tenemos que quedar un par de posts más (por lo menos) hasta que se nos pasen sus efectos. Aunque digo yo: después de ver un edificio de viviendas rematado todo con almenas, ¿no daremos también positivo en el alcoholímetro de la guardia civil? Mareo fisiológico no sé si da, pero histórico da un huevo. Se ve que con la tendencia medievalista de los últimos tiempos, las gentes que no tienen posibles para hacerse una casa como un castillo (v post 120 p.e) podían tener envidia o resentimiento, y el arquitecto y la inmobiliaria de estas casas resolvieron la cuestión sin complejos de ningún tipo. Y hablando de huevos, ele sus huevos.