domingo, 1 de septiembre de 2013

173. TIRGO, recibimiento



Viniendo de Cuzcurrita a Tirgo para ver casas de piedra, lo primero que te encuentras nada más llegar a mano derecha es esta cosa con picudo tejado negro que te hace abandonar cualquier plan que trajeras porque su configuración bien merece una parada.


Y es que si la miras detenidamente por el otro lado, hasta tiene la piedra que buscabas, ¡o maravilla! Eso, miradla detenidamente y no me digáis que no merece una sala de ente museo para ella sola.